El Tribunal Administrativo de la Organización Internacional del Trabajo revoca el recorte salarial del personal de la OIT

Contacto(s)

Jean Milligan

Directora de comunicaciones
milligan@ioe-emp.com
+41 (0)22 929 0007

La postura del Grupo de los Empleadores se ha visto refrendada por la decisión del Tribunal Administrativo de la OIT de restablecer los salarios del personal profesional radicado en Ginebra a los niveles previos a abril de 2018.

El pionero dictamen del Tribunal Administrativo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exige que la Organización restablezca el salario de su personal y que abone la cuantía perdida desde abril de 2018, con un interés del 5 %.

El personal de la OIT presentó una queja formal tras la decisión del Consejo de Administración en marzo de 2018 de implantar las propuestas de la Comisión de Administración Pública Internacional (CAPI) de 2015. La CAPI recomendó reducir los salarios del personal de Naciones Unidas radicado en Ginebra tras una evaluación interna que concluía que el coste de vida de la ciudad había disminuido.

En su dictamen, el Tribunal confirma que la metodología y las conclusiones de la CAPI eran deficientes, sobre todo en lo que respecta a la modificación del recorte salarial del 5 % al 3 %. El grupo de los Empleadores había detectado que la metodología carecía de rigor, de transparencia y de documentación relevante.

«En todo este proceso, el grupo de los Empleadores ha cuestionado la pertinencia de este recorte salarial y la arbitraria metodología empleada para determinar la reducción salarial del 5 %, que más tarde se redujo al 3 %. La decisión del Tribunal Administrativo confirma que, pese a la gran presión a la que se sometió al grupo de los Empleadores para que cambiase de postura, nuestra perspectiva era la correcta», dijo Mthunzi Mdwaba, Vicepresidente de la OIE ante la OIT y portavoz del Grupo de los Empleadores de la OIT.

En una intervención en el Consejo de Administración de la OIT en 2018, Mthunzi Mdwaba declaró que «como empleadores responsables, estamos convencidos de que el trato justo y adecuado a nuestro personal tiene suma importancia. Y lo que es más importante, no podemos reivindicarnos como la agencia de las Naciones Unidas consagrada al mundo del trabajo cuando nosotros mismos fallamos a nuestros empleados con decisiones desacertadas».