Qué es la migración laboral

En torno al 3% de la población mundial, unos 232 millones de personas, viven (y en gran parte trabajan) fuera de su país de origen. Las cuestiones sobre migración laboral suscitan preocupaciones complejas y delicadas en el ámbito político, económico, social y de derechos humanos, así como una serie de desafíos jurídicos y normativos.

Por qué es la migración laboral pertinente para las empresas 

  • Los sistemas migratorios eficientes responden a las necesidades del mercado laboral.

Los empleadores consideran la migración como un vehículo para satisfacer las aspiraciones personales, equilibrar la oferta y la demanda de trabajo, promover la innovación y transmitir y difundir competencias. Todos los empleadores se benefician de leyes y políticas nacionales de inmigración claras, transparentes y eficientes, que permiten la circulación de trabajadores en el momento y lugar en que se necesitan. Los sistemas demasiado complejos y, en ocasiones, muy cambiantes entorpecen el cumplimiento de las leyes nacionales y amenazan las protecciones del mercado laboral. La actual tendencia a utilizar la migración como un instrumento político puede resultar perjudicial para la expansión empresarial y el crecimiento económico.

  • Los sistemas migratorios eficientes dan lugar a una contratación justa y ética. 

Solo unos pocos gobiernos poseen sistemas bien regulados para la circulación legal de trabajadores poco cualificados. Esta situación hace que muchos migrantes poco cualificados sean víctimas de prácticas de contratación abusivas, tales como la servidumbre por deudas, el trabajo forzoso y la trata de personas, que suele ser ejercida por intermediarios no regulados a fin de conseguir empleos en el extranjero.

Cuál es la postura de la OIE sobre la migración laboral

La OIE trabaja en una serie de iniciativas que pretenden mejorar los marcos normativos que favorecen la movilidad laboral, al tiempo que reducen las prácticas de contratación abusivas en la migración laboral internacional.

Las empresas son usuarios habituales y destacados de los sistemas nacionales de migración. Su experiencia con el funcionamiento práctico de las políticas de inmigración, así como su conocimiento de las tendencias de mercados emergentes y de dotación de personal, pueden ofrecen información importante a los gobiernos y a las organizaciones internacionales a fin de mejorar la gestión de la migración. Por lo tanto, la participación del sector privado en el diálogo entre el sector público y privado es esencial para el desarrollo de unos sistemas de migración bien regulados. 

Cómo influye la labor de la OIE en materia de migración laboral para la promoción de la agenda empresarial  

  • El Mecanismo Empresarial del FMMD:

La OIE coordina la contribución del sector privado al Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo (FMMD). La interacción con los empleadores permite a los gobiernos comprender el modo en que las políticas y las prácticas migratorias afectan la actividad empresarial a nivel nacional.

  • Cooperación con la OIM

La OIE ha firmado un acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en el que se compromete a encontrar herramientas prácticas y operativas que los gobiernos y las empresas puedan utilizar para combatir las prácticas de contratación poco éticas. Una de esas herramientas es el Sistema Internacional de Integridad en el Reclutamiento (IRIS, por sus siglas en inglés), un sistema de acreditación voluntaria para intermediarios de la contratación, con el fin de que estos puedan demostrar su compromiso con prácticas justas y éticas. 

  • Iniciativa para la equidad en la contratación de la OIT 

Con la participación de la Confederación Sindical Internacional (CSI), la OIE y la Confederación Mundial del Empleo (WEC, por sus siglas en inglés), la OIT ha presentado la Iniciativa para la equidad en la contratación, cuyo objetivo es prevenir la trata de personas, promover la migración segura y reducir los costes de la movilidad laboral. En cuanto a las normas internacionales del trabajo relativas a la migración, la OIE insiste en revisar los Convenios 97 y 143, para garantizar que abordan los desafíos actuales que plantea la migración.

Una parte importante del debate sobre la migración se centra en el modo de evaluar y reconocer las credenciales profesionales en una amplia variedad de profesiones reguladas y no reguladas. La OIT tiene experiencia reconocida en el área de las competencias profesionales y la formación.

  • Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (PMM)

La OIE contribuyó de forma activa al proceso de negociación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (PMM), que se acordó en julio de 2018 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Pese a no ser jurídicamente vinculante, el PMM tiene un importante valor político y está considerado como el marco mundial para la gestión de la migración.

La OIE ha establecido un Grupo de Trabajo de Políticas sobre Migración Laboral Internacional, presidido por Ronnie Goldberg, Consejera Principal del USCIB.