Qué es el futuro del trabajo

El mundo del trabajo está experimentando cambios sustanciales como consecuencia de la digitalización, el crecimiento de la economía digital y los avances tecnológicos. Junto a una serie de profundos cambios en la organización del trabajo, la globalización, el cambio demográfico, los retos medioambientales y las nuevas maneras de organizar la producción y el suministro de bienes y servicios, el futuro del trabajo abarca todos esos procesos dinámicos y sus repercusiones en las empresas y el empleo. 

Por qué es el futuro del trabajo pertinente para las empresas

El futuro del trabajo ya ha comenzado a definir nuestras vidas, ofreciendo a la sociedad y a las empresas tanto oportunidades como desafíos. Las empresas y los trabajadores están adaptándose a los importantes cambios del mundo del trabajo; por ejemplo, es probable que la automatización dé lugar a la desaparición o a una completa reestructuración de puestos de trabajo o de tareas existentes. Por ello, las competencias y destrezas demandadas por el mercado laboral necesitarán importantes modificaciones. Como consecuencia, todos los aspectos ligados al empleo deben adaptarse, en particular mediante políticas que permitan a las empresas aprovechar el potencial del futuro del trabajo y garantizar que la digitalización de las economías genere más y mejores oportunidades de trabajo, mayor productividad y un crecimiento sostenible más sólido.

Cuál es la postura de la OIE sobre el futuro del trabajo

La OIE considera el debate sobre el futuro del trabajo como un medio fundamental para que los gobiernos, trabajadores y empleadores definan las políticas que permitirán prosperar a cada una de las partes.

La reforma de las políticas debe llevarse a cabo de forma más prioritaria en tres áreas concretas:

1. La naturaleza cambiante del trabajo:

  • Las normativas e instituciones deben mantenerse al corriente de los cambios del mercado laboral.
  • El trabajo informal (que opera fuera del alcance formal de la ley, sin cobertura de seguridad social o con una cobertura limitada) debe recibir especial atención.
  • La protección social y las prestaciones sociales deben ser más inclusivas.

2. Las competencias profesionales para el futuro

3. Gobernanza del trabajo

Cómo influye la labor de la OIE sobre el Futuro del Trabajo en la promoción de la agenda empresarial

La OIE se encuentra en primera línea para reflejar el punto de vista de las empresas y los empleadores sobre la digitalización, la innovación, los nuevos modelos empresariales y los demás cambios que afectan al empleo y al mundo del trabajo.

La OIE ha dedicado más de dos años a debatir el tema del futuro del trabajo y continuará haciéndolo. Con un grupo de trabajo formado por organizaciones de empleadores y empresas, la OIE redactó «Entender el Futuro del Trabajo», un documento dinámico que los miembros pueden utilizar en sus discusiones nacionales y debates sobre políticas.

La OIE representa la opinión de los empleadores en los debates sobre políticas del futuro del trabajo a nivel nacional, regional e internacional, principalmente en las Naciones Unidas, la OIT y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en apoyo del Comité Consultivo Empresarial e Industrial (BIAC, por sus siglas en inglés). En cierta medida, la OIE ha estado a la vanguardia de este tema en muchas regiones del mundo.

Actualmente, la OIE apoya la participación del Sr. Mthunzi Mdwaba, portavoz del Grupo de los Empleadores de la OIT, como miembro ex oficio de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT. La Comisión reúne a veinticuatro personalidades prestigiosas, procedentes de una gran variedad de entornos, con el objetivo de dialogar y capacitar a la OIT en la preparación y orientación de los gobiernos, trabajadores y empleadores ante los desafíos del mundo del trabajo. 

La OIE organiza talleres y conferencias para seguir analizando las respuestas políticas necesarias y fomenta el intercambio de ideas entre los empleadores en su Grupo de Trabajo de Políticas sobre el Futuro del Trabajo.