Qué son el empleo y las competencias profesionales

La cuestión del «empleo» engloba varios temas transversales. En la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por ejemplo, estos incluyen las políticas del mercado laboral, la economía informal, el empleo juvenil y el desarrollo de competencias. Las líneas de trabajo sobre empleo del G20, por su parte, incluyen el futuro del trabajo, la productividad, la protección social y el salario digno. «Empleo», por tanto, cubre todos los aspectos del trabajo y las políticas que los rigen.

La empleabilidad y la capacidad de adoptar el aprendizaje permanente son dos cualidades importantes que están cada vez más demandadas por las empresas, especialmente en relación con el futuro del trabajo. Las competencias cognitivas, tales como la resolución de problemas complejos y el pensamiento crítico, y las competencias socioemocionales, como el trabajo en equipo, la resiliencia, la autoestima, la negociación y la expresión personal, son muy valiosas, ya que la tecnología no puede imitarlas. Según el Grupo del Banco Mundial, los trabajadores implicados en tareas rutinarias «codificables» son los más vulnerables frente al reemplazo. La adquisición de nuevas competencias y la mejora de las existentes son prácticas cada vez más importantes para combatir el déficit de competencias, dado que cada vez más empresas introducen avances en inteligencia artificial, tecnología e innovación.

Por qué son el empleo y las competencias profesionales pertinentes para las empresas

El empleo, el desarrollo de competencias, la creación de empresas y la iniciativa empresarial constituyen el núcleo del desarrollo sostenible, la prosperidad económica y la estabilidad social.

Es fundamental contratar a los mejores talentos que dispongan de una combinación óptima de competencias, ya que se contribuye de manera significativa a la productividad, la sostenibilidad y la competitividad de las empresas.

Cuál es la postura de la OIE sobre el empleo y las competencias

La OIE se esfuerza por garantizar que la OIT, el G20 y otros agentes a nivel internacional sigan centrándose en las áreas de principal interés para los empleadores:

  • Promover políticas de empleo que apoyen la iniciativa empresarial, la productividad y la competitividad de las empresas.
  • Debatir sobre las políticas de empleo y cooperar en ellas, con el fin de preparar a todas las partes interesadas para el futuro del trabajo.
  • Desarrollar y aplicar políticas de empleo y competencias profesionales a nivel nacional que apoyen las necesidades de pequeñas y medianas empresas (pymes) y fomenten el empleo juvenil.
  • Defender regímenes reglamentarios y fiscales sensatos, justos y apropiados que fomenten el crecimiento económico sostenido y la creación de empleo.
  • Impulsar políticas para reducir las barreras a la actividad económica, en particular los costes laborales no salariales, el establecimiento de normas demasiado prescriptivas y la regulación excesiva de la actividad del empleador.
  • Fomentar políticas de recursos humanos y el desarrollo de competencias que vinculen las competencias emergentes y relevantes a las necesidades de las empresas.
  • Apoyar los grandes esfuerzos por formalizar la economía informal.
  • Promover el acceso a la educación, al aprendizaje permanente y al desarrollo de competencias profesionales.
  • Apoyar la necesidad de brindar acceso a infraestructuras, finanzas y tecnología, entre otros.

Cómo influye la labor de la OIE en materia de empleo y competencias profesionales para la promoción de la agenda empresarial

La OIE defiende y aprovecha la fuerza colectiva y los intereses de la comunidad empresarial en cuestiones de empleo. Enmarca los debates políticos y las negociaciones internacionales de índole jurídica. La OIE pretende influir en todas las partes interesadas al poner de relieve las ideas y preocupaciones de las empresas sobre el diseño, la elaboración, la aplicación y el seguimiento de las políticas de empleo. Del mismo modo, la OIE se compromete a orientar a sus miembros sobre las políticas de empleo y a prestarles asesoramiento sobre el desarrollo de competencias. 

La red de la OIE desempeña un papel de liderazgo mundial al defender la importancia del empleo juvenil, promover políticas que incrementen las oportunidades de empleo para los jóvenes y garantizar el apoyo de organizaciones internacionales a los esfuerzos nacionales. En 2013, la OIE puso en marcha junto al Comité Consultivo Empresarial e Industrial de la OCDE la Red Mundial de Aprendizaje, que se encarga de la creación de oportunidades de empleo para jóvenes, así como de una base de competencias profesionales que se adecuen a la demanda.

La OIE cuenta con un Grupo de Trabajo sobre Políticas en materia de empleo y competencias. Para obtener más información, consulte el enlace que aparece a continuación.