Qué son los derechos humanos y la conducta empresarial responsable

«Las empresas y los derechos humanos» y «la conducta empresarial responsable» son términos generales que describen la norma de conducta esperada a nivel mundial por parte de las empresas, y estas deben comprenderla de forma plena (con independencia de su tamaño, sector, ubicación, propiedad y estructura). Cada empresa debe evaluar su repercusión en las personas, el planeta y en la prosperidad, y encontrar el modo de solucionar los perjuicios en el que pueda estar involucrada.

A menudo, las expectativas de conducta se establecen, como referencia, mediante leyes y políticas nacionales sobre cuestiones como los derechos humanos y laborales, las relaciones laborales, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cohecho. Sin embargo, también se espera que las empresas actúen de forma responsable más allá del cumplimiento de las leyes y normas nacionales, sobre todo cuando dichas leyes no existen o se aplican de manera deficiente. Por ello, la noción de conducta empresarial responsable se establece en normas reconocidas internacionalmente, como los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales (y su posterior Guía de Debida Diligencia), y la Declaración sobre las Empresas Multinacionales de la OIT. Esta cuestión se trata también en otras normas, como las Normas de Desempeño de la Corporación Financiera Internacional, los 10 Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, diferentes normas de la Iniciativa mundial de presentación de informes (GRI, por sus siglas en inglés) y la ISO 26000 para la Orientación sobre Responsabilidad Social.

Por qué son los derechos humanos y la conducta empresarial responsable pertinentes para las empresas

Para una empresa, actuar de manera responsable es la mejor manera de obtener y conservar una licencia social para desempeñar su actividad y contribuir positivamente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Otros beneficios incluyen oportunidades de negocio, tales como: una mejor reputación y confianza; ayuda para atraer y conservar al mejor personal; relaciones laborales fortalecidas; acceso a nuevos mercados; acceso a capital; primas de seguros más bajas; y la capacidad de desarrollar productos y servicios nuevos e innovadores. 

Además, el hecho de no actuar de manera responsable puede generar costes considerables para las empresas que, en muchas ocasiones, no se tienen en cuenta, como retrasos en las operaciones debidos a huelgas y protestas; pérdida de productividad; pérdida de tiempo del personal en la resolución de conflictos relacionados con los derechos humanos; costes relativos a posibles litigios; daño a la reputación y pérdida de oportunidades de negocio.

Cuál es la postura de la OIE sobre los derechos humanos y la conducta empresarial responsable

La OIE concede una gran importancia a las empresas y los derechos humanos. Participa de forma activa en el respaldo, la promoción y la divulgación de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos (UNGP) entre sus miembros y redes, así como de otros instrumentos gubernamentales sobre conducta empresarial responsable. Ayudamos a empresas de todos los tamaños a cumplir con su responsabilidad de respetar los derechos humanos de acuerdo con los UNGP y de aportar una contribución positiva a los ODS. El respeto y la promoción de los derechos humanos es una prioridad para la comunidad empresarial internacional, y la OIE defiende con firmeza la conservación del enfoque descrito por los UNGP.

El compromiso de la OIE en la promoción de las empresas y los derechos humanos y la conducta empresarial responsable está descrito en la Declaración de Bahrein, firmada en octubre de 2015. Esta Declaración refuerza el apoyo de las empresas y su compromiso con: (a) contribuir a los ODS; (b) colaborar con sindicatos y otras partes interesadas para contribuir al crecimiento, la prosperidad y la consecución de más y mejores empleos; y (c) los UNGP y la Declaración sobre EMN de la OIT, como medio para orientar a las empresas en el respeto de los derechos humanos en sus operaciones.

Cómo influye la labor de la OIE en materia de derechos humanos y conducta empresarial responsable en la promoción de la agenda empresarial

La OIE se encuentra a la vanguardia de la formulación de políticas internacionales sobre derechos humanos y lleva a cabo sus propias actividades relacionadas con derechos humanos y conducta empresarial responsable. Nuestra participación y actividades de promoción cubren muchos temas e iniciativas: 

  • Naciones Unidas: Proceso del tratado de las Naciones Unidas, Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos, Foro de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos, el Proyecto sobre rendición de cuentas y reparación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) y otras actividades ad hoc de las Naciones Unidas.  
  • OIT: Cadenas mundiales de suministro, Principios y derechos fundamentales en el trabajo, Declaración sobre EMN, diálogo social, etc. 
  • Otras iniciativas/organizaciones: Pacto Mundial de las Naciones Unidas, GRI, ISO, OCDE, B20, benchmarking/clasificación, megaeventos deportivos, el Proceso de Bali, etc.

La OIE ofrece una perspectiva empresarial esencial para las numerosas actividades e iniciativas que buscan promocionar la agenda de las empresas y los derechos humanos y la conducta empresarial responsable. En nombre de las empresas, promovemos soluciones razonables, realistas y viables a los innumerables desafíos relacionados con los derechos humanos.

Nuestra participación en este tema garantiza que el desarrollo y la divulgación de normas mundiales incluya el punto de vista de las empresas y las realidades que afrontan. Asimismo, trabajamos para que exista coherencia en materia de políticas entre varias organizaciones internacionales, y ayudamos a las empresas a comprender qué es lo que necesitan para cumplir con unas normas de conducta que evolucionan.