Ayudar a avanzar en el aprendizaje de las competencias interpersonales

Contacto(s)

Akustina Morni

Consejera
morni@ioe-emp.com
+41 (0) 22 929 00 08

Este segundo blog de Akustina Morni, Consejera de la OIE, ofrece orientación sobre cómo fomentar el aprendizaje de las competencias interpersonales desde la escuela primaria hasta el ámbito laboral.

Es un hecho que, a pesar de ser un elemento clave para el futuro del trabajo, las competencias interpersonales no suelen recibir la importancia que merecen. Partiendo de mi anterior blog, en el que diagnostiqué el problema, ofrezco a continuación algunas ideas para concienciar sobre la importancia de las competencias interpersonales y ayudar a los jóvenes a desarrollarlas.

Siempre se advierte de que no hay una solución única que se adapte a todas las situaciones. Sin embargo, estudios han demostrado que las siguientes actuaciones, cuando se llevan a cabo en el lugar y contexto precisos, pueden funcionar:

1. Colaboración positiva con organizaciones de empleadores de su país

Las organizaciones de empleadores representan los intereses del sector privado y, en función de cada país, pueden revestir la forma de una cámara de comercio e industria o una federación empresarial.

Las organizaciones empresariales son las que están más conectadas con el mercado laboral, conocen las necesidades del sector privado a nivel nacional, regional o local, y brindan la mejor orientación sobre cuestiones sociales y laborales. Tienen acceso a los datos más recientes sobre las necesidades en materia de competencias y, en muchos casos, trabajan de forma conjunta con las agencias de contratación. Un análisis a nivel nacional de competencias no sería completo y efectivo sin las aportaciones de las organizaciones empresariales nacionales.

2. Fomento del aprendizaje permanente

El aprendizaje proactivo no debe terminar necesariamente cuando finaliza la etapa escolar. De hecho, cuando se reflexiona sobre ello, el aprendizaje permanente (AP) ha dejado de ser opcional. El AP se refiere a la búsqueda continua, voluntaria y automotivada de conocimientos por razones personales y profesionales, también conocido como aprendizaje durante toda la vida. Es un concepto diferente al aprendizaje tradicional de hace 50 o 60 años.

La desafortunada realidad es que un «trabajo para toda la vida» es algo escaso en nuestros días. Ahora los trabajadores necesitan más que una simple titulación universitaria o académica. Es necesario que haya un esfuerzo y una motivación continuos para renovar y mejorar las propias competencias, no solo por interés laboral, sino también en términos de inclusión social y de satisfacción personal por el aprendizaje de algo nuevo. Solo hay dos países en el mundo que han institucionalizado el AP en sus políticas laborales: Francia y Singapur. Singapur fue calificado por el Foro Económico Mundial como el país más «preparado para el futuro» del mundo. ¿Una mera coincidencia?

3. Reforma del sistema educativo

El desempleo juvenil no deja de crecer y no hay nada que indique que vaya a disminuir. Más de 63 millones de jóvenes no tienen trabajo en la actualidad. Las buenas noticias son que, sobre la base de la encuesta conjunta publicada por la Organización Internacional de Empleadores y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 72 % de los empleadores acogería con entusiasmo que se introdujesen cambios para que sea más fácil desempeñar un papel más activo en el desarrollo de competencias a través de los sistemas educativos. Sería importante que los gobiernos invitasen a los empleadores, a través de las organizaciones empresariales, a dar su opinión sobre las necesidades del mercado laboral. Se trata de un enfoque fundamental para abordar los problemas de desfases y brechas en las competencias.

4. Garantizar que el personal docente de educación infantil recibe un sueldo decente

La adquisición de competencias interpersonales empieza de forma natural a una edad muy temprana, siendo importante para los niños que estas competencias se adquieran de manera efectiva, no solo con fines laborales sino también para su vida. En la mayoría de los casos, ¿qué personas son las primeras que los niños conocen fuera del ámbito familiar? La respuesta es el personal docente de guardería, educación infantil o preescolar.

Sería una equivocación por nuestra parte ignorar el importante papel que desempeña el personal docente de educación infantil en el desarrollo de competencias en el niño. Las competencias interpersonales empiezan aquí, donde los niños pasan gran parte de su tiempo durante la semana y, si los docentes no recibe ningún tipo de incentivo por guiar a sus alumnos en competencias interpersonales básicas como modales, comunicación, resolución de conflictos infantiles, entre otras, los padres y tutores tendrán que buscar otra forma de enseñar dichas competencias.

5. Ninguna entidad puede hacerlo por sí sola

Al igual que muchas otras cuestiones de alcance mundial, es necesario realizar esfuerzos eficaces de coordinación de forma periódica. Tanto los gobiernos como los trabajadores y empleadores deben pasar a la acción. Es aquí donde la OIT ha demostrado su importancia y donde mejor funciona la cooperación tripartita de la OIT. La clave es reforzar la voluntad política de hacer de esta coordinación una realidad.

6. Tan importante como las competencias interpersonales es la actitud hacia el trabajo.

La actitud es una forma de expresión de uno mismo. Se puede elegir ser feliz, positivo y optimista; o, por el contrario, pesimista, suspicaz y crítico, con una actitud negativa durante la jornada laboral. Una actitud positiva ayuda a gestionar mejor las situaciones de estrés en el trabajo y, de hecho, ayuda a adquirir las aptitudes interpersonales necesarias. Una actitud positiva hacia las nuevas tecnologías y técnicas es muy valorada por los empleadores.

La OIE está lista para embarcarse en 2019 en un proyecto de gran envergadura que ayudará a los empleadores a hacer frente a los rápidos cambios en cuanto a necesidades en materia de competencias a través del estudio de la gobernanza, la anticipación y el desarrollo. ¡Permanezcan atentos!

Mostremos más respeto por las competencias interpersonales. Y trabajemos juntos para desarrollar las habilidades de hoy con objeto de cubrir las necesidades del mañana.