fr
 
 

Últimas novedades

1

feb

Nuevas direcciones de correo electrónico en la OIE: por favor, actualice su base de datos

   Leer más

30

ene

“Las cadenas de suministro mundiales crean empleo, aumentan las competencias y potencian la innovación y la competitividad”, según declaraciones del Secretario General Adjunto de la OIE

   Leer más

3

oct

Convocatoria de expertos para la Reunión de la Inspección del trabajo (10-12 de diciembre de 2013)

   Leer más

8

mar

Unión de la OIE y la BPW Internacional en favor de la detención de la violencia contra las mujeres en el mundo del trabajo

   Leer más

Próximas reuniones

27

abr

Reunión del Comité Asesor de Políticas (PAC)

   Leer más

Contacto de la OIE

Pierre Vincensini

Línea directa: +41 22 929 00 15

Inspección del Trabajo

Un sistema de administración del trabajo efectivo proporciona un clima empresarial estable, ya que se trata de una institución clave de apoyo al mercado que fomenta la inversión nacional y la inversión extranjera directa. Los inversores no se sienten atraídos por un sistema de administración del trabajo que sea frágil. En el actual mercado mundial, un pobre historial en materia de cumplimiento de la legislación nacional - así como el incumplimiento de las normas laborales fundamentales en el plano internacional - puede suscitar inquietudes entre los consumidores. Una administración del trabajo sólida, que garantiza el cumplimiento de la legislación nacional por parte de las empresas nacionales e internacionales, puede constituir una característica atractiva para las empresas nacionales e internacionales.

Además, una administración del trabajo eficaz es importante para los empleadores ya que, a través de ella, los gobiernos llevan a la práctica las políticas económicas y sociales fundamentales que repercuten directamente en el lugar de trabajo. El Convenio sobre la administración del trabajo, 1978 (núm.150) de la OIT reconoce su importancia al exigir a los Estados ratificantes que creen mecanismos de consulta, cooperación y negociación con las organizaciones de empleadores, fomentando así la implicación de estas últimas en la formulación y aplicación de la política laboral nacional.

Las organizaciones de empleadores tienen que desempeñar un papel en la defensa de asignaciones presupuestarias suficientes, el control de los resultados de la inspección y la comunicación a la atención del gobierno de los abusos o la corrupción o los motivos de inquietud. También pueden desempeñar un papel para contribuir a la formación de los inspectores y a la elaboración de los documentos utilizados por la administración del trabajo para definir los derechos y responsabilidades de los empleadores y los trabajadores con arreglo a la ley.

El cumplimiento de la normativa es una obligación de todos los actores de la sociedad, incluidas las empresas. El cumplimiento de la normativa ayuda a garantizar la igualdad de trato, de modo que todos estén obligados a respetar las mismas reglas y normas. Una inspección del trabajo apropiada puede ayudar a las empresas a determinar su nivel de cumplimiento y los inspectores del trabajo, en lugar de constituirse como un mero servicio sancionador, pueden ayudar a formar y prestar asistencia a las empresas para que cumplan con sus obligaciones.