La seguridad vial es asunto de todos

Contacto(s)

Matias Espinosa

Consejero
espinosa@ioe-emp.com
+ 41 (0) 22 929 00 17

La seguridad vial es fundamental para proteger vidas y medios de subsistencia en la red de transporte mundial. La OIE propone medidas concretas para reforzar la prevención.

Casi 3700 personas mueren cada día en las carreteras de todo el mundo y, según la Organización Mundial de la Salud, millones de personas sufren lesiones o discapacidades permanentes. Los accidentes de vehículos comerciales de transporte por carretera son especialmente devastadores. Solo en EE. UU., alrededor de 5000 personas mueren cada año en accidentes de tráfico con vehículos destinados al transporte de mercancías.

Desafortunadamente, no se han observado avances desde la adopción del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) núm. 3, que pretende reducir a la mitad el número de accidentes de tráfico para 2020. Es más, el número de muertes por accidentes de tráfico ha aumentado en algunos países. Esta situación no solo representa una cifra inaceptable de víctimas, sino que provoca importantes pérdidas a nivel económico y social que deben abordarse.

Asimismo, si bien las nuevas tecnologías emergentes como la automatización de vehículos podrían reducir el número total de accidentes, estas no resolverán todos los desafíos en materia de seguridad que surgen en la carretera y, posiblemente, podrían crear otros nuevos.

Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en el transporte comercial por carretera es una prioridad compartida por trabajadores, empleadores y gobiernos. El cansancio y las distracciones al volante, así como la falta de formación, son algunas de las causas más comunes de los accidentes de vehículos comerciales. A través del refuerzo de una cultura de prevención, podrán adoptarse medidas concretas para la consecución de la meta 3.6 de los ODS.

Soluciones prácticas

La OIE, junto con sus miembros, aboga por adoptar medidas prácticas para reforzar la seguridad y la salud laboral en el sector de vehículos comerciales de carretera. Entre ellas, destacan las siguientes:

  1. Infraestructura sostenible: las inversiones en infraestructuras sostenibles y resilientes deberían ser una prioridad para los gobiernos. La calidad de las infraestructuras es el factor que más contribuye a la seguridad de las carreteras, así como las condiciones y la calidad de las zonas de servicios y aparcamientos.
  2. Más formación: existe una necesidad creciente de formación, en concreto, en el contexto de los cambios tecnológicos. La falta de formación de la fuerza de trabajo en materia de tecnología digital se ha convertido en un desafío para garantizar comportamientos y actitudes que fomenten un entorno de trabajo seguro.
  3. Cumplimiento de la ley: es necesario el cumplimiento eficaz de las leyes de seguridad y los programas de prevención a través de inspectores de trabajo dotados de suficientes recursos. Esto también incluye la creación, la actualización periódica y la aplicación de los marcos políticos existentes.
  4. Sensibilización pública: se trata de un aspecto esencial para poner en marcha medidas preventivas que minimicen los riesgos.

La seguridad y la salud en el trabajo aplicada a las carreteras del mundo es un asunto de todos. La puesta en marcha de estas propuestas requiere un compromiso conjunto por parte de los trabajadores, los empleadores y los gobiernos.

La OIE trabaja estrechamente con la Organización Internacional del Trabajo y con un grupo de expertos para aprobar un repertorio de recomendaciones prácticas sobre la promoción del trabajo decente y la seguridad vial para todo el sector. Los empleadores esperan establecer recomendaciones viables y fomentar soluciones nacionales para los aspectos de salud y seguridad relacionados con el trabajo, de conformidad con las soluciones propuestas anteriormente.

Este repertorio podría ser un paso concreto hacia la consecución de nuestro objetivo de reducir a la mitad el número de accidentes de tráfico en carretera y, de forma más general, de garantizar altos niveles de seguridad y salud en el trabajo para todos.